YouTube cierra 82 canales ligados a la propaganda del régimen

Google, otro gigante tecnológico, anuncia una “investigación en curso” sobre la actividad en redes sociales de granjas de troles para distorsionar el discurso público en pro de la dictadura Ortega-Murillo. “Estos canales tenían menos de 1.500 suscriptores en total y principalmente subían contenido fraudulento en español sobre juegos y deportes”, dijo un portavoz de YouTube, sin especificar las cuentas

Una captura de la plataforma Youtube. Divergentes.

Un portavoz de Google Alphabet Inc, propietario de YouTube, anunció que cancelaron esta semana 82 canales de YouTube y tres blogs ligados a la propaganda del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, como parte de “una investigación en curso” sobre la inautenticidad en redes sociales para distorsionar el discurso público en pro del régimen. La decisión de este gigante tecnológico se suma a la tomada por la empresa Meta (antes Facebook) de desarticular una granja de troles que opera en instituciones públicas, y el cierre de otras cuentas realizado también por Twitter en los últimos días. 

“Estos canales tenían menos de 1.500 suscriptores en total y principalmente subían contenido fraudulento en español sobre juegos y deportes. Un pequeño subconjunto subió contenido que apoyaba al presidente Ortega y al partido sandinista y criticaba a Estados Unidos. Esta campaña fue consistente con hallazgos similares reportados por Facebook”, reveló el portavoz de Google, sin especificar las cuentas canceladas, según reseña la agencia Reuters.

Facebook informó el lunes que eliminó 937 cuentas falsas en esa red social destinadas para manipular la opinión pública a favor del Gobierno nicaragüense y en contra de la oposición. Asimismo, canceló 140 páginas, 24 grupos y 363 cuentas de Instagram, también de su propiedad.

Los perfiles falsos fueron eliminados en octubre. No obstante, estuvieron activos desde 2018 y eran operados principalmente por personal de Telcor, el organismo de control de telecomunicaciones de Nicaragua, que trabaja desde la sede del servicio postal en la capital, Managua. La Corte Suprema, que ha sido aliada de Ortega, y el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social también administraron grupos más pequeños de cuentas falsas, conocidos como una ‘granja de trolls’. 

«Esta fue una de las operaciones de trolls más intergubernamentales que hemos interrumpido hasta la fecha, con varias entidades estatales participando en esta actividad a la vez», sostuvieron los investigadores de Meta. 

En junio de este año, cuando comenzaba la cacería contra las personalidades electorales en el país, DIVERGENTES y Nicaragua Actual publicaron un reportaje en el que se develó cómo operaban las turbas digitales que fueron eliminadas por Meta este lunes. Dentro del aparato de propaganda digital participa Julio Avilés Sánchez, hijo del jefe del Ejército de Nicaragua, Julio César Avilés. Dichas plataformas digitales operan en Correos de Nicaragua y en la Alcaldía de Managua, Injuve, entre otras instituciones públicas. 

Por su parte, el informe de Meta explica que la red comenzó a operar en abril de 2018, cuando el gobierno nicaragüense reprimió una oleada de protestas lideradas por estudiantes a nivel nacional. Inicialmente, entre 2018-2019, se concentró en desacreditar a los manifestantes, esparcir información falsa y reportar masivamente a personas que estaban en contra del gobierno. Pero desde finales de 2019, conforme la red se volvió sofisticada, pasó de criticar a la oposición y a los manifestantes a amplificar sus propias marcas de medios y contenido pro gobierno. “La campaña pareció tener por objetivo una saturación del ecosistema de Internet en Nicaragua con mensajes a favor del gobierno”.

Los trabajadores de esta red tenían un horario definido: de 9 a.m. a 5 p.m., de lunes a viernes, con una hora de receso al mediodía y con personal reducido los fines de semana.

La empresa detalló que al menos 585,000 cuentas seguían una o más de estas cuentas en Facebook, y unas 74,500 se unieron a uno o más de estos grupos. Cerca de 125 mil cuentas siguieron a una o más de estas cuentas en Instagram. En total, invirtieron cerca de 12 mil dólares en publicidad en Facebook e Instagram, pagada principalmente en moneda nicaragüense y dólares estadounidenses.

Siga leyendo: