Consejo Supremo Electoral convoca en silencio a votaciones municipales sin credibilidad

La convocatoria llega de forma “tardía” para evitar que los partidos políticos tengan una adecuada organización y haya una “fiscalización ciudadana”, advierte Urnas Abiertas ante el montaje de otra “farsa electoral”

La abstención ha sido la tónica de las últimas elecciones sin garantías en Nicaragua. Foto: Divergentes | Archivo.

El Consejo Supremo Electoral (CSE) finalmente convocó este martes 16 de agosto de manera oficial a las votaciones municipales sin garantías de competencia y transparencia, a menos de tres meses de realizarse estos comicios el próximo seis de noviembre. El anuncio se da una semana después de que el Observatorio independiente Urnas Abiertas denunciara que el ente electoral ya había asignado a una empresa la impresión de boletas sin haber oficializado este proceso.

La certificación 2022-02497, publicada este martes en La Gaceta, diario oficial, exhorta a los partidos comparsas que van a participar de dichos comicios a cumplir con la Ley Electoral, la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros y la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, Soberanía y Autodeterminación, estas dos últimas aprobadas en el 2020 por el oficialismo para controlar a organizaciones civiles y limitar las actividades políticas de la oposición. 

El CSE asimismo llama a los partidos a apegarse al debido cumplimiento en relación a la equidad de género, “a fin de que las organizaciones políticas presenten en sus propuestas de estructuras electorales y candidaturas 50% mujeres y 50% varones”.

La directora de Urnas Abiertas, Olga Valle, compartió un proyecto de calendario electoral enviado de forma silenciosa por el CSE a los partidos políticos, en el que establece las fechas de presentación de candidaturas y registros de alianzas, formación de estructuras y el plazo de campaña electoral.

El proyecto fija el seis de septiembre como fecha tope para que los partidos hagan su presentación y registro de candidatos a alcaldes, vicealcaldes y concejales de cada municipio del país, el 22 del mismo mes el CSE hará la publicación definitiva de los mismos.

Las elecciones municipales de noviembre están supuestas a elegir a 153 alcaldes, 153 vicealcaldes y más de seis mil puestos para concejales y concejalas en todo el territorio nacional. Sin embargo, con la instalación de un modelo de partido único, las elecciones se perfilan como “otra farsa”. 

Campaña electoral

La abstención ha sido la tónica de las últimas elecciones sin garantías en Nicaragua. Foto: Divergentes | Archivo.

El documento del CSE establece que los partidos políticos deberán iniciar la campaña electoral el doce de octubre y finalizar el primero de noviembre. El dos del mismo mes se da por iniciado el silencio electoral.

A consideración de Valle, esta convocatoria a elecciones municipales llega de forma “tardía” y aseguró que este plazo no permitirá que los partidos tengan una adecuada organización “y mucho menos una participación política real, ni una fiscalización ciudadana”.

“Ellos una vez más se prepararon para hacer este proceso exprés y de ninguna manera cumple con las garantías y los principios democráticos para que podamos decir que estas van a ser unas elecciones legítimas, transparentes e íntegras”, dijo Valle a DIVERGENTES.

Añadió que, con esto, el país se enfrenta al mismo escenario de las elecciones presidenciales de 2021, en las que el CSE obedeció las órdenes del Ejecutivo para fortalecer la “estrategia totalitaria en donde el fraude electoral es una de las acciones que hacen para seguir controlando el país”.

En noviembre del año pasado Ortega y Murillo se atornillaron en el poder a través de unas elecciones sin competencia y legitimidad, en las que se auto adjudicaron el 75% de los votos, con una ciudadanía que dio un portazo a “la farsa” con una abstención sin precedentes.

En una entrevista anterior con DIVERGENTES, el analista político y exdiputado liberal Eliseo Núñez señaló que el mensaje que manda la dictadura Ortega-Murillo al no convocar en tiempo y forma a las elecciones municipales es que los procesos ya no son un “hito” en el país, y que todo se maneja a “gusto y discreción” de la pareja en el poder, sin importar el sentir de la ciudadanía.

“Todo esto es parte del desmontaje de la democracia representativa que empezó desde que Ortega llegó al poder… y ahora tenemos un sistema electoral inservible y unas elecciones que no le dan la oportunidad a la gente de escoger a sus autoridades”, indicó el opositor.

Suprime verificación ciudadana

EFE. Foto de archivo.

El proyecto de calendario electoral del CSE tampoco establece una fecha para la verificación ciudadana y solo fija el siete de septiembre como último día para realizar cambio de domicilio y cierre de padrón electoral.

Aunque la verificación no está reflejada en el calendario, en días anteriores Urnas Abiertas denunció que, a través de plataformas sandinistas, el régimen convocó a la ciudadanía a participar de este proceso los días 13 y 14 de agosto. Sin embargo,  al pasar de los días, las mismas estructuras partidarias modificaron el llamado indicando que se llevaría a cabo de manera virtual del 18 al 31 de agosto, creando confusión entre sus mismas bases.

“Es preocupante que en el calendario electoral se omita. La verificación ciudadana es un procedimiento organizado para perfeccionar y depurar de forma permanente el padrón electoral antes de su cierre, correspondiente a 70 antes de las elecciones generales, según lo establecido en el artículo 37 de la Ley Electoral (Ley 331)”, explicó Valle.

La investigadora recordó que, sin haber una convocatoria oficial a elecciones municipales, los “partidos colaboracionistas”, desde hace varios meses han venido trabajando en función de dichas actividades electorales, conformando estructuras territoriales y elecciones primarias, siendo las primeras “irregularidades” registradas por Urnas Abiertas en este periodo.

“No hay que olvidar que los partidos que conservan su personería jurídica y participan en estas farsas electorales son los que cuentan con el beneplácito del régimen, así que no sería de extrañar que tengan información directa del CSE”, indicó Valle.

En julio pasado la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo ejecutó un golpe a todas las alcaldías gobernadas por el Partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), ubicadas en históricos bastiones opositores: Murra, El Almendro, Yalí, El Cuá y Pantasma.“Desde que el FSLN llegó al poder en 2007 se ha venido haciendo del control de las municipalidades de forma irregular… El régimen apuesta por el control absoluto del poder político sin autonomía municipal, la que ha sido golpeada de manera sistemática y continua”, finalizó la investigadora.