Expresidentes exigen la liberación de los presos políticos de la dictadura Ortega-Murillo

Exmandatarios que conforman la Iniciativa Democrática de España y las América de 21 países iberoamericanos aseguraron que las acciones realizadas por los líderes sandinistas constituyen “crímenes de lesa humanidad”. “La responsabilidad penal individual por dichos crímenes es imprescriptible, tal y como lo prevé la Convención respectiva a la que adhirió Nicaragua en 1986 mediante decreto suscrito por el mismo Daniel Ortega”, aseguran.

En mayo de 2021 inició una cacería contra aspirantes a la presidencia y críticos del régimen. Jeffrey Arguedas | EFE.

Un grupo de ex líderes de Estados de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) emitieron una nueva condena contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en la exigen la liberación de los presos políticos y tiene “presente” las denuncias realizadas por el exembajador Arturo McFields ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), el pasado viernes.

“Es evidente que las violaciones de derechos humanos que ocurren bajo la señalada y primitiva dictadura nicaragüense han adquirido un carácter sistemático y generalizado, y al tratarse de persecuciones de grupos y sectores por motivos políticos configuran verdaderos crímenes de lesa humanidad”, comunican los gobernantes de 21 países iberoamericanos. 

La misiva hace un recuento de los presos políticos que en los últimos años fueron juzgados y sentenciados por el régimen con penas que superan los ocho años de prisión. Ortega y Murillo mantienen a 177 presos políticos en las cárceles del país. Desde junio de 2021 desató una cacería contra aspirantes opositores, críticos y miembros de grupos de oposición. IDEA destaca la detención de Juan Lorenzo Holmann Chamorro, gerente general de La Prensa y vicepresidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Holmann fue declarado culpable del supuesto delito de “lavado de dinero” por la justicia orteguista.

Los exgobernantes también destacan la detención de Cristiana Chamorro, exaspirante presidencial, y Pedro Joaquín Chamorro, ambos hijos de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro. De igual manera lo fueron los estudiantes Lesther Alemán y Max Jerez, José Adán Aguerri, expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, el excandidato presidencial Juan Chamorro, la exministra Dora María Téllez, la ex primera dama María Fernanda Flores de Alemán, el periodista Miguel Mora, el excanciller Francisco Aguirre Sacasa, los exvicecancilleres José Bernard Pallais y Víctor Hugo Tinoco, el exembajador y excandidato presidencial Arturo Cruz, el politólogo y excandidato presidencial Félix Maradiaga, las dirigentes sociales Violeta Granera y Tamara Dávila, entre otros e incluidos dirigentes agrícolas. “A la vez que muere en prisión, en espera de juicio por traición a la patria y en circunstancias no explicadas, el exguerrillero sandinista Hugo Torres, Comandante Uno”, recalcaron. 

“La responsabilidad penal individual por dichos crímenes es imprescriptible, tal y como lo prevé la Convención respectiva a la que adhirió Nicaragua en 1986 mediante decreto suscrito por el mismo Daniel Ortega. De modo que, puede ser exigida, conforme al principio de la jurisdicción universal que reconoce el corpus del Derecho internacional”, aseguró la carta. 

Régimen marcado por el aislamiento internacional

La carta de la organización llega en un momento en el que el régimen atraviesa un completo aislamiento internacional, tras unas elecciones sin competencia realizadas el pasado siete de noviembre. Desde entonces, más de cuarenta países desconocen los resultados de dicho proceso, en los que Ortega y Murillo garantizaron su permanencia por otros cinco años en el poder. 

Los mandatarios sandinistas no pasan por su mejor racha. El 23 de marzo, el embajador de Nicaragua ante la OEA, Arturo McFields, denunció al régimen de Daniel Ortega en medio de una sesión especial. Dijo que tomaba la palabra “en nombre de más de 177 presos políticos y más de 350 personas que han perdido la vida” en su país desde 2018, cuando estallaron las protestas sociales contra unas reformas a la Seguridad Social realizadas por el régimen, que luego derivaron a masivas concentraciones para exigir la salida de Ortega y Murillo. 

La carta fue firmada por los exmandatarios Óscar Arias, Costa Rica; José María Aznar, España; Nicolás Ardito Barletta, Panamá; Felipe Calderón, México; Rafael Ángel Calderón, Costa Rica; Alfredo Cristiani, El Salvador; Vicente Fox Q., México; Federico Franco, Paraguay; Eduardo Frei, Chile; César Gaviria T., Colombia; Osvaldo Hurtado, Ecuador; Luis Alberto Lacalle, Uruguay; Mauricio Macri, Argentina; Jamil Mahuad W., Ecuador; Carlos Mesa G., Bolivia; Mireya Moscoso, Panamá; Andrés Pastrana, Colombia; Jorge Tuto Quiroga, Bolivia; Miguel Ángel Rodríguez, Costa Rica; Álvaro Uribe Vélez, Colombia; Juan Carlos Wasmosy, Paraguay.