Otro exguerrillero sandinista histórico grave en El Chipote: Víctor Hugo Tinoco

El régimen carcelario al que lo ha sometido la dictadura Ortega-Murillo agudiza la situación de salud de Tinoco, uno de los disidentes del sandinismo que fue encarcelado durante la escalada represiva de 2021. Sus familiares aseguran que padece de hipertensión y leucopenia, lo que deja su sistema de defensa totalmente debilitado ante cualquier infección. Su caso alarma después de la muerte de Hugo Torres, quien no recibió atención médica a tiempo.

Víctor Hugo Tinoco es integrante del Movimiento Renovador Sandinista, ahora UNAMOS. Casi toda su dirigencia está en prisión. Cortesía.

Víctor Hugo Tinoco, ex vicecanciller de la Revolución Sandinista y preso político de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, atraviesa una delicada situación de salud debido a una serie de padecimientos médicos que ponen en peligro su vida en la Dirección de Auxilio Judicial, prisión mejor conocida como “El Chipote”. Pese a ello, el disidente sandinista permanece en un régimen carcelario y sin acceso a los servicios de salud oportunos. Tinoco es uno de los detenidos que forman parte del grupo de la tercera edad encarcelados durante una oleada represiva que se ejecutó en 2021. 

Según un audio de su hija Cristian Tinoco, difundido por el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh), el ex vicecanciller sufre de hipertensión y leucopenia, lo que deja su sistema de defensa totalmente debilitado ante cualquier infección. “Mi papá tiene factores agravantes por su enfermedad. Está a cuatro meses de cumplir 70 años”, aseguró su hija. 

Los familiares fueron testigos de su deterioro en la audiencia que realizó la dictadura a inicios de febrero. La Fiscalía lo acusó de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad”. Las únicas pruebas que presentó el Ministerio Público fueron el testimonio de tres policías, un comunicado de la Unión Democrática Nicaragüense (Unamos, la organización a la que pertenece), su pasaporte y una entrevista a un canal televisivo. 

“La apreciación que vio Deyanira, su esposa que estuvo en la audiencia, es que lo vio más decaído y más delgado”, aseguró la abogada Vilma Núñez, presidenta del Cenidh y una de las personas que ha seguido de cerca todos los juicios políticos realizados por el régimen. 

“Soy una persona que en este 2022 cumple 70 años, 50 de los cuales los he dedicado a la lucha cívica, social y política de Nicaragua, aquí tengo de testigo a mi esposa, a quien le pido perdón por todo lo que están pasando ella y mi familia”, aseguró Tinoco después de que el juez lo declaró culpable. También recordó que desde los 20 años ingresó a las filas del Frente Sandinista, cuyo máximo líder y compañero de lucha, Daniel Ortega, se convirtió en el verdugo de los disidentes. Además de Tinoco, también fueron arrestados la comandante Dora María Téllez, una de las figuras emblemáticas de la revolución sandinista y el general en retiro Hugo Torres (Q.E.P.D.), fallecido el 12 de febrero tras varios meses de hospitalización y malos tratos en “El Chipote”.

Cristian Tinoco dijo en una entrevista realizada por La Prensa que su padre tiene constantes ataques de ansiedad por los traumas de guerra y el síndrome de Méniére. “Él tenía casi más de 15 años de no tenerlo. Es un síndrome que se caracteriza por mareos, súper fuertes y un silbido en los oídos bastante fuerte y no te podés poner de pie. Eso surgió a partir del encarcelamiento. Es un síndrome que él tiene diagnosticado, pero que obviamente se exacerbó por la condición aguda de estrés de haber sido encarcelado y no sabemos en qué condiciones está siendo tratado”, dijo al medio.

La familia supo de esta condición debido a los medicamentos que las autoridades del presidio les pidieron. Uno de ellos es la Bolaria, una medicación destinada a pacientes que sufren mareos. También les solicitaron tobilleras porque tenía un esguince en uno de sus pies. “Lloramos cuando nos dijeron que tenía un esguince. Si estás en la cárcel y lo que estás es sentado o acostado, ¿a qué hora te hacés un esguince? ¿Cómo no se lo hizo en todos los años que él jugó fútbol? ¿Cómo no se lo hizo en todo el tiempo que hacía ejercicio y caminaba aquí en la casa que el área es bastante irregular? Uno llega a suponer hasta lo peor”, agregó durante la entrevista con el medio. 

Reciben atención hasta que colapsan

Cristian Tinoco, hija del ex vicecanciller nicaragüense Víctor Hugo Tinoco, padece cáncer y ha lidiado con la detención de su padre. EFE | Jorge Torres.

La muerte de Torres es uno de los casos que ejemplifica las violaciones de derechos humanos que realiza el régimen contra los detenidos, a muchos de ellos se les brinda acceso a la salud hasta que colapsan. Para abogados y defensores de derechos humanos esta situación es un patrón recurrente en el Poder Judicial y la Policía Nacional. 

Torres falleció después de estar hospitalizado desde el pasado 17 de diciembre. Ese día el exguerrillero cayó desmayado en su celda. Después que los médicos del penal no lo pudieron estabilizar fue trasladado al hospital Roberto Huembes, de la Policía, donde fue internado hasta su muerte. Sin embargo, Torres había enfermado de forma rápida en las semanas anteriores sin que le dieran una atención a tiempo. Sus piernas se inflamaron y casi no podía moverse por sí mismo. Por eso era asistido por otro compañero de celda, hasta que su salud colapsó. El sábado pasado se comprobó que fue de forma definitiva. 

Otro de los casos es el de Eliseo Castro Baltodano, quien se encuentra postrado en una cama del hospital Lenín Fonseca desde el pasado 13 de septiembre de 2021, cuando colapsó de un derrame cerebral en una celda del Sistema Penitenciario La Modelo. Castro quedó parapléjico (paralizado la mitad del cuerpo) y sin poder hablar. 


El régimen mantiene en prisión a 20 personas de la tercera edad, quienes son sometidas a un trato degradante y hostil para su condición de salud. El artículo 176 del Código Procesal Penal (CPP), en su inciso 3 indica que “el juez puede sustituir la prisión preventiva domiciliaria, entre otros casos, a personas valetudinarias o afectadas por una enfermedad terminal debidamente comprobada”. Las personas valetudinarias son aquellas que tienen más de 70 años y sufren los efectos de la edad: enfermedades, estados de salud delicados y padecimientos crónicos.

Siga leyendo: